En automático: cómo iluminar un estadio de fútbol con el flash

// Comentar
Flash integrado
Foto de Louis Abate en Flickr
Es emocionante ver jugar a tu equipo favorito. Son las 10 de la noche y el estadio está lleno hasta la bandera. Aparece el equipo local y en ese momento sacamos la cámara para inmortalizar el momento. Control automático y bummm, flashazo y foto tomada.

¿Te suena esta situación?

El problema

De nuevo, nuestra cámara tratando de ajustar los controles para tomar la mejor foto posible, decide levantar el flash y disparar. En situaciones de poca luz, esta puede ser una opción válida. Piensa en una foto de un retrato hecho por la noche. A falta de luz ambiental, la luz proporcionada por el flash va ha cumplir su función iluminando a nuestro sujeto y obteniendo un resultado bastante aceptable. Pero, ¿que pasará en situaciones dónde queremos mostrar un paisaje? ¿un estadio de fútbol por ejemplo? ¿el paisaje nocturno de toda una ciudad?

En este tipo de situaciones nuestro flash no nos va a ser de mucha ayuda. El flash de nuestra cámara tiene una potencia limitada por lo que cuando se dispare apenas llegaremos a iluminar los primeros 3-4 metros de la escena. Es por eso que un retrato nos puede salir bien, pero cuando nos encontremos con un paisaje, como el estadio de futbol, lo máximo que conseguiremos es iluminar los primero metros e la escena; las cabezas de los espectadores de las filas situadas justo delante nuestro. No pretendas en ningún caso poder iluminar toda la escena. Eso no va a pasar.

La solución

La solución a este problema no te va a gustar. Primero de todo ya hemos visto que el flash, en situaciones en que debo mostrar un espacio amplio, no es efectivo. Por lo tanto debemos prescindir de el. Si queremos seguir en modo automático, algunas cámaras incorporan un "modo noche". Esta puede ser una primera opción a explorar. Este modo prescinde del flash y ajusta la cámara para alargar el tiempo de exposición y abrir el diafragma lo máximo posible, además de aumentar la sensibilidad. Este mismo comportamiento lo podemos controlar si ajustamos la cámara manualmente.

Pero ojo, no todo es tan fácil. En estas condiciones de poca luz con tiempos largos de exposición, nos vamos a encontrar con el problema de la trepidación. Es decir, al alargar el tiempo en que la cámara esta captando luz, captaremos también los movimientos que se producen en este intervalo de tiempo, incluidos los producidos por nosotros mismos mientras aguantamos la cámara con las manos. Solución: coloca la cámara en algún lugar estable o utiliza el trípode.

Fíjate por ejemplo en la siguiente foto donde Evgeny ha usado una exposición de 13 segundos.

Foto nocturna larga exposición
Foto de Evgeny Tchebotarev en 500px

Conclusión

En situaciones de poca luz el uso del flash es poco efectivo en muchas situaciones cuando queremos tomar imágenes de espacios amplios. La solución pasa por prescindir del flash y alargar el tiempo de exposición, abrir el diafragma y subir la sensibilidad. Para ello podemos recurrir al modo noche que incorporan algunas cámaras o decidir ajustar los controles manualmente. En estas situaciones se hace imprescindible el uso de trípode o cuanto menos colocar la cámara en algún lugar estable.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario!