Henri Cartier-Bresson

// Comentar
Aprovechando un reciente viaje por trabajo, he tenido la ocasión de leer una pequeña biografía de Henri Cartier-Bresson, el que posiblemente sea el fotógrafo más conocido de la historia. Recomiendo la lectura de este libro para conocer más sobre su vida.

Sobre los aspectos relacionados con la fotografía me ha encantado descubrir, aparte del su archiconocido "momento decisivo", es que ya en su primera juventud estuvo influenciado por la corriente surrealista y que se formó en aspectos formales del mundo del arte. Esto le llevó a desarrollar un gusto finísimo por la composición. Insistió mucho en este aspecto y se puede decir que muchas de sus tomas son autenticas obras maestras en este aspecto.

Por otro lado me ha encantado conocer su lado más humanista. De este aspecto sólo mencionar la anécdota de su reportaje de la coronación del Rey Jorge VI en Londres en el año 1937. A pesar de que el evento se prestaba a centrarse en el protagonista del evento; el rey, él se fija en el público que asiste a las celebraciones. Quizá la foto más famosa de la serie sea una en que se ve a la gente subida en un muro viendo la procesión mientras un hombre permanece dormido en el suelo, consecuencia de haber pasado toda la noche en vela.

Simplemente me gustaría dejar esta referencia y animaros a leer este tipo de biografías porque siempre podemos aprender de los grandes artistas, tanto de su obra como de su vida.

Reportaje fotográfico en una conferencia

// 2 comentarios
Roger Prat primer plano luz lateral

El pasado lunes 21 de Enero tuve la oportunidad de hacer fotos en una conferencia que se hizo en la librería Excellence de Barcelona. Mi amigo Roger nos deleitó con una charla sobre la importancia del mensaje cuando hablamos en público y de los tres pasos que debemos seguir para que ese mensaje se convierta en nuestro auténtico caballo de Troya. Por cierto, te recomiendo el taller que organiza Roger este viernes 25 de Enero en Excellence ya que aún te puedes inscribir a un precio reducido!!

A mi me tocó la tarea del reportaje fotográfico. Veamos cual fue la configuración de todos los componentes de la sesión:

Ajustes de la cámara

Para esta sesión decidí usar un objetivo Sigma 18-200mm, vaya, un "todo terreno". Esto me permitió ser dinámico con el tipo de encuadre que quería para la sesión. De esta forma pude tomar desde fotos más genéricas de toda la sala hasta de primerísimo primer plano de Roger.

Puesto que este objetivo tiene una apertura mínima en 200mm de f/6,3 decidí usar esa apertura prácticamente siempre en toda la sesión. De esta forma evitaba problemas de desajustes con el flash.
La sensibilidad usada fue ISO 200 prácticamente en toda la sesión junto con una velocidad de obturación de 1/60, suficiente para captar algo de luz ambiental.

Posición del flash

Decidí situar el flash en un lateral aproximadamente a unos 2.5 ó 3 metros de dónde Roger estuvo dando su charla. Afortunadamente la sala de la librería me permitía esconder el trípode y el flash justo detrás de una columna, así que a la vista de la audiencia el montaje pasaba desapercibido. Además, al situarlo en el lateral puedo conseguir contrastes interesantes en función de dónde me colocara al disparar.
Está situado aproximadamente a 1,80 metros de altura en un trípode, un poco por encima del nivel de los ojos de Roger.

En la siguiente foto puedes ver el efecto del flash en la escena. Fíjate en el techo en la parte derecha de la imagen dónde se ve perfectamente el reflejo del destello.

Toma general sala

Ajustes del flash

Primero de todo decir que el flash está apuntando al techo de forma que difuminamos su luz y la suavizamos. La luz entonces cae sobre toda la escena y el resultado es muy natural. Además la cartulina blanca de la cabeza del flash está desplegada, así que hay parte de la luz que rebota en la cartulina y llega a Roger de forma más directa. Esto provoca un efecto de catchlight, es decir, esa pequeña ventana de luz que se ve reflejada en los ojos de Roger. Como la cartulina es pequeña, el efecto es discreto, pero de todas formas le da un aspecto muy agradable al retrato.

Efecto catchlight en los ojos de Roger Prat

El flash se dispara de forma remota mediante un juego transmisor-receptor Cactus v5. Funcionaron perfectamente durante toda la sesión, teniendo en cuenta que el flash estaba escondido tras la columna y que en algunas tomas me alejé hasta unos 10 metros de distancia. De esta forma tuve una fuente de luz en las mismas condiciones y además me permitió moverme libremente por la sala y centrarme en Roger olvidándome del flash por completo.

En cuanto a ajustes del flash propiamente dicho, disparé en modo Apertura. Este modo es una característica del flash SB-900 de Nikon, que permite ajustar la apertura y la sensibilidad ISO con la que vamos a disparar con la cámara. Entonces es el propio flash el que calcula la potencia en función de la distancia al sujeto. Esto lo hace mediante un pre-flash que se emite justo antes del destello definitivo. El ajuste para el flash fue entonces de apertura f/6,3 e ISO 200 para alinearlo con los ajustes que usé en la cámara

Finalmente te dejo unas alguna foto más de la sesión. Me consta que a Roger le han gustado mucho y esa es mi mejor recompensa.

¿Y tu que opinas? No han quedado nada mal ¿verdad?

Plano medio de Roger Prat

Primer Plano Roger Prat

Primer Plano Roger Prat señalando

Primer Plano Roger Prat escuchando una pregunta

CF7.4 - Cómo difuminar la luz del flash

// Comentar
Foto de Brintam en Flickr

Deciamos al inicio de este bloque de artículos del Curso de Fotografía que estoy dedicando al flash, que una de las características de la luz del flash es que es una luz puntual y dura. La luz del flash está entonces en contraposición a una luz suave, que es la que normalmente buscamos en la mayoría de ocasiones, por ejemplo cuando hacemos un retrato. Entonces, ¿cómo podemos conseguir una luz suave y favorecedora cuando usamos el flash?
El truco esta en difuminar la luz. Todo lo que pensemos para conseguir una luz suave con nuestro flash pasan por este principio. Veamos cómo:

Difusores o modificadores del flash

La primera opción de la que disponemos es el uso de difusores o modificadores de flash. Existen muchas variantes de todo tipo y la lista podría ser inacabable. Todos persiguen el mismo objetivo, difuminar la luz del flash, aunque hay algunos también que se utilizan para hacerla más direccional e incluso limitarla. Expondré aquí algunos de ellos

Ventana de luz (softbox)

La ventana de luz o softbox es un difusor hecho normalmente de tela en forma de caja. La parte frontal suele ser de una tela blanca. El flash se dispara desde dentro de la caja hacia la parte frontal. Los hay de distintos tamaños y siguen el mismo principio: cuanto más grande es el área mas difuminaremos la luz.
El softbox nos permite suavizar la luz además de poderla controlar. Es decir, la vamos a poder dirigir dónde queramos y vamos a evitar que la luz se escape por todos lados sin control

Paraguas

El paraguas es simplemente eso, un paraguas que colocamos en un trípode. Hay de dos tipos, los translúcidos o blancos y los opacos, que tienen una parte, la de afuera, opaca y la de dentro de color blanco o plateado que hacen rebotar la luz. Con los blancos haremos atravesar la luz a través de él. Es decir, situaremos el paraguas por delante del flash y en dirección a nuestro sujeto. Con los opacos haremos lo contrario, haremos que la luz rebote en el para luego iluminar a nuestro sujeto.
Con el paraguas también conseguimos suavizar la luz, aunque no la vamos a poder controlar tanto como con el softbox ya que la luz tenderá a escaparse por todos los rincones

Beauty dish

El beauty dish es un difusor en forma de campana metálica normalmente que tiene una pieza en su interior que se sitúa justo delante de la antorcha del flash. Esta pieza hace rebotar la luz hacia la campana para luego ser dirigida hacia nuestro sujeto.
También obtenemos una luz suave y bastante controlada. Este es un difusor que se ha puesto de moda en los últimos tiempos pasando a ser el favorito para muchos fotógrafos.


Paneles de abeja

Los paneles de abeja son una rejilla que normalmente se acoplan a un cono que es el que va situado delante de nuestro flash. Bloquean la luz y la difumina. Pueden tener diferentes densidades de rejilla que permitirán que pase más o menos luz

Aletas

Las aletas es la clásica forma de un foco con cuatro pestañas ajustables, de forma que podemos abrirlas o cerrarlas para permitir que la luz pase más o menos.
Con las aletas lo que hacemos, más que difuminar, es limitar y dirigir la luz a nuestro antojo, pudiendo conseguir efectos de "rendijas" o ventanas de luz. 

Snoot

Un snoot, en lugar de difuminar la luz va a dirigirla hacia un punto determinado. Nos va a servir para concentrarla en una zona limitada. Snoots pueden haber de muchísimos tipos y formas. Pueden ser conos acoplados a la cabeza del flash, tubos etc...
Este es un terreno especialmente abonado para el "hágalo usted mismo". Si buscas en internet encontrarás miles de recursos para construir artefactos que caen en esta categoría. El más curioso que recuerdo es uno realizado con cartón y cañitas negras

Sobre modificadores del flash, os dejo un pequeño video del amigo Mark Wallace en la serie "one on one" de Adorama TV. En este capítulo Mark se centra en destacar las diferencias entre una ventana de luz y un paraguas. Creo que es muy ilustrativo y vale la pena darle un vistazo:



Rebotar el flash

El segundo método para conseguir una luz más suave con nuestro flash es dirigirlo hacia alguna otra superficie. De esta forma la luz del flash rebotará en esa superficie y se difuminará, consiguiendo el efecto deseado. Lo que ocurre en estas situaciones es que el área de donde se dirige la luz es mucho mayor que la de la antorcha del flash. A mayor superficie, más suave será la luz que obtengamos.

Bien, pero entonces ¿que superficies puedo usar? Fácil, en muchas ocasiones, estarás usando el flash porque estas en un interior y la luz allí es del todo insuficiente. Mira hacia arriba, ¿lo ves? Efectivamente, todo ese techo es muy aprovechable. Se ha convertido en un gigantesco difusor de tu flash. ¿Has visto alguna vez a algún fotógrafo con la cabeza del flash apuntando hacia arriba y no entendías por qué lo hacía? Pues precisamente eso, está haciendo rebotar el flash en el techo para suavizar la luz.
En otras ocasiones encontrarás otras superficies, paredes, espejos, etc que puedes usar. Lo importante es que pienses en la dirección que va a tomar la luz en esas situaciones.

Quizá uno de los maestros en hacer rebotar la luz del flash sea Niel van Niekerk. Te recomiendo uno de sus artículos de su blog dónde habla de precisamente de esta técnica: bouncing flash.

Un par de consideraciones

Primera: al hacer rebotar el flash en una superficie, la luz tomará el tono de esa superficie....mmmm, ¿Qué pasará cuando hagas rebotar el flash en una pared azul? Efectivamente, la luz tomará un tono azulado y quizá no sea lo más favorecedor.
Segunda: hay que darse cuenta que la luz tiene que viajar una distancia mucho mayor que si lanzáramos el flash directamente a nuestro sujeto. Hay que tenerlo en cuenta si disparas en modo manual! Por otro lado, ten en cuenta que al necesitar más potencia, las baterías se gastarán más rápidamente.

Conclusión

El flash emite una luz puntual y dura pero en muchas ocasiones deseamos una luz más suave y más favorecedora. Tenemos un par de técnicas para conseguir esta luz suave con nuestro flash: utilizar un modificador como puede ser un softbox, un paraguas etc, o podemos también hacer rebotar la luz en una superficie más amplia como un techo o una pared.

¿Y tú, has utilizado alguna vez alguna de estas técnicas para difuminar la luz del flash?

La Mar de Divertit

// Comentar
Mickey Mouse en La Mar de Divertit

Al entrar no parece que te vayas a encontrar un mundo subacuático de pulpos, peces, submarinos y hasta un barco pirata!!.  Entras en un mundo imaginario donde los más pequeños de la casa comparten juegos con unos Mickey Mouse y Pocoyo equipados con sus correspondientes gafas de buceo.

La Mar de Divertit es un parque infantil situado en el barrio de Sant Andreu de Barcelona que desde la calle no aparenta lo que te vas a encontrar en el interior. Lo conocí en una fiesta de cumpleaños de un amigo del colegio de mi hija. Me gustó tanto que pregunté si estarían interesados en incluirlo dentro del programa.

Esta semana he tenido la oportunidad de trabajar con Josep Maria en un recorrido virtual para Google Fotos de Negocios. Ha sido un placer enorme trabajar en este proyecto y aquí os lo presento. Para que os sintáis como un niño, empezamos el recorrido dentro de la piscina de bolas!!



Ver mapa más grande

CF7.3 - 4 formas de ajustar el balance de blanco de tu flash

// 1 comentario
Como decía en una entrada anterior, el flash es una fuente de luz de temperatura de color aproximadamente como la de la luz del sol. Estos tipos de luz se suelen denominar como "luz blanca" en contraposición a otros tipos de luz como las emitidas por una lampara de tungsteno (luz amarilla) o las de lamparas fluorescentes (luz azul) entre otras. El hecho de que el flash emita luz blanca tiene cierta relevancia sobretodo cuando nos damos cuenta que en muchas ocasiones la luz del flash se va a combinar con otros tipos de luz ya existentes en la escena.

Si recuerdas lo que decíamos cuando hablaba de temperatura de color en otra entrada del curso de foto, nuestro cerebro compensa de forma automática las diferentes temperaturas de color que nos podemos encontrar en una escena, de forma que siempre vamos a ver un objeto blanco de color blanco independientemente de si lo iluminamos con uno u otro tipo de luz. Lamentablemente (o afortunadamente) nuestra cámara no tiene cerebro, y es por eso que vamos a tener que decidir nosotros que hacer y cómo tratar estas situaciones. Pero ¿qué podemos hacer?

Imaginemos la siguiente situación: retrato de nuestro modelo en un interior y lo situamos al lado de una fenomenal lámpara (bombilla de tungsteno) que le ilumina desde uno de los lados. En esta escena decidimos usar el flash ya que la luz de la lámpara es del todo insuficiente y necesitamos iluminar a nuestro modelo un poco mejor. Lo que hacemos entonces es hacer que nuestro flash rellene la escena con un poco de luz. Lo hacemos de forma que no "matamos" la luz de la lampara con nuestro flash, sino que aportamos un poco de luz.

Puesto que tenemos dos fuentes de luz diferentes en nuestra escena, veamos que posibilidades tenemos para ajustar la temperatura de color:

1 - Ajustar a luz de flash (luz blanca)

La primera opción que disponemos es ajustar el balance de blancos a luz blanca o luz de flash. De esta forma vamos a ajustar al tono de luz que proporciona el flash. Al hacerlo aseguramos que los tonos iluminados por el flash van a ser los adecuados.

Problema: ¿qué pasa con la otra fuente de luz? Efectivamente, al ajustar a luz blanca, la luz de tungsteno toma un tono amarillo/anaranjado. Puede que sea el efecto que buscamos, pero debes saber que esto puede pasar y debes tenerlo en cuenta cuando prepares la toma.

En la foto de abajo tenemos a Noa jugando con un puzzle justo al lado de una lámpara de tungsteno. Fíjate que al ajustar a luz blanca, la luz de la lámpara toma un tono anaranjado.

Flash ajustado a luz blnaca


2 - Ajustar a luz ambiental (luz amarilla)

Una segunda opción puede ser ajustar a luz amarilla. Es decir, en lugar de ajustar sobre la luz del flash como hemos hecho en el caso anterior, lo hacemos ahora sobre la luz de la lámpara. El resultado será entonces que la luz de la lámpara aparecerá blanca en nuestra imagen evitando los tonos amarillentos o anaranjados que obteníamos en el caso anterior.

Pero, ¿qué pasará con la luz del flash? Ups, efectivamente, la luz del flash tomará tonos azulados...mmmm, quizá no sea lo mejor, ya que al combinarse con los tonos de la cara los van a palidecer, incluso llegando a tonos verdosos....¿caras pálidas? Ya ya, quizá no sea lo más favorecedor ¿no?

Fíjate esta vez que la luz de la lámpara aparece de color blanco, mientras que Noa tiene unos colores pálidos nada favorecedores. Fíjate como los labios han tomado un tono amoratado. Además el efecto se ve muy exagerado al tener un fondo blanco que toma un tono azulado intenso.

Flash ajustado a luz de tungsteno


3 - Uso de geles

Una tercera posibilidad que tenemos a nuestra disposición es el uso de geles modificadores de la luz del flash. Vale, y ¿qué es un gel de flash? Un gel es normalmente un trozo de celofán de un color determinado que se sitúa en la antorcha del flash y modifica su tono. Por ejemplo, un gel de tono amarillo modificará la luz del flash y la transformará en luz amarilla en lugar de blanca. Los geles pueden ser de diferentes colores, azules, rojos, etc.

Siguiendo con el ejemplo anterior, la idea entonces es usar un gel amarillo y ajustar a luz de tungsteno. Es como si la luz que aportamos mediante el flash es la misma que la existente en la escena, y por tanto, haciendo el ajuste de blancos correspondiente conseguimos un resultado natural. Lo podemos entender como si con el flash "nos uniéramos al esquema de color de la luz ambiental existente".

Finalmente en esta toma hemos conseguido igualar los tonos tanto de la lámpara como del flash usando un gel amarillo y ajustando a luz amarilla. El resultado es muy natural.

Flash con gel amarillo

4 - Retoque en postprocesado

Finalmente, tenemos la opción del retoque en el postprocesado. Si eres hábil procesando imágenes considéralo una posibilidad. En función de tu habilidad podrás ajustar el balance de blanco a tu antojo, incluso hacerlo por zonas, de forma que puedes conseguir unos resultados muy creativos. Ten en cuenta que entonces es recomendable disparar en ROW ya que podrás manipular los ajustes de control de blancos a placer sin perder información.

Conclusión

El flash emite una luz blanca, lo que en ciertas ocasiones, cuando se combina con otro tipo de luces (bombillas, fluorescentes), se debe tener en cuenta. Tenemos varias opciones para poder ajustar el balance de blancos de ambas luces como son: ajustar a la luz del flash, ajustar a la luz ambiental, usar geles y finalmente el retoque en el postprocesado.

La invención de la fotografía

// Comentar

Estos días estoy leyendo un libro de fotografía, en concreto "La invención de la fotografía. La imagen revelada" de Quentin Bajac. Como es de imaginar, trata de los primeros años del nacimiento de la fotografía (1839) y de como fue evolucionando la técnica a lo largo de los primeros años de vida.

Es enriquecedor hacer la composición de lugar a esos años del siglo XIX donde aquellos precursores hicieron posible el trasladar una imagen a un soporte (a una plancha metálica en los primeros momentos) sin intervención manual de ningún tipo. Las oportunidades que este hallazgo generó en los primeros momentos son exponenciales. La evolución de la técnica para llegar al soporte papel y a procedimientos industrializables fueron sorprendentes y en cierto modo rápidos y dinámicos. Se generaron oportunidades de todo tipo, científicas, comerciales, industriales etc. y permitieron evolucionar este arte de la fotografía hasta lo que hoy conocemos.

En cierto modo, la historia del hombre se repite una y otra vez, ante nuevos inventos, descubrimientos, hallazgos etc nos planteamos oportunidades y evolucionamos los procedimientos y las técnicas de forma extraordinaria. Quizá hoy en día vivimos esto con total naturalidad. Vivimos en la cotidianidad de las novedades del día y lo de ayer resulta anticuado y sub-obtimo (como se dice ahora).

Es por eso que me está resultando muy enriquecedor este libro para darnos cuenta de los efectos que causó el nacimiento de la fotografía, de cómo evolucionó la sociedad de esa época y de cómo, en comparación, vivimos hoy en día todo ese tipo de cambios en la sociedad actual.

Pues nada, te recomiendo este tipo de libros, ya sea de fotografía o de cualquier otra disciplina ya que estoy seguro que ayudan a abstraerse, por un rato, de la vorágine del mundo de la inmediatez en el que vivimos.

Nota: El libro de Henri Cartier-Bresson será el siguiente, ya os comentaré....