Características fotográficas del ojo humano

// 1 comentario


Foto de marsman en Flickr

Hace tiempo leí en alguna parte las características del ojo humano desde el punto de vista fotográfico. Explicaba cuál era la distancia focal y la apertura de nuestra cámara integrada. Intenté buscar la referencia de nuevo pero me perdí. Ya no recordaba en qué libro lo había visto y allí quedo el tema.

Esta semana he visto en Xatakafoto un post que habla de este tema y me he decidido a traerlo a este blog. Os recomiendo la lectura del post de Xatakafoto pero de todas formas os hago un breve resumen.

Distancia Focal

El ojo humano es una cámara con un objetivo de 22-24mm. En una entrada anterior de este blog, dentro del curso de foto, hablábamos de distancia focal y de los distintos tipos objetivos que nos podemos encontrar en función de esta distancia focal. El ojo humano caería entonces en la categoría de Angular.

Apertura

Para el cálculo de la apertura, se mide el diámetro de la apertura de la pupila humana. Este diámetro es de entre 3 y 9 mm, dependiendo de si la pupila está más o menos cerrada y claro, dependiendo de la persona. Con este dato y con el dato de distancia focal que hemos visto más arriba ya estamos en disposición de calcular el número f. También hablamos de números f en un post anterior de este blog, así que puedes darle un vistazo por si quieres recordar conceptos.

Por tanto, con aperturas de entre 3 y 9 mm, y tomando una distancia focal de 23mm (un valor entre 22 y 24), obtenemos que:
Para la pupila cerrada: f = 23/3 = 7,66
Para la pupila abierta:  f = 23/9 = 2,55

Sensibilidad ISO

Interesante leer como funciona la sensibilización del ojo humano. Si habéis leído el artículo habréis visto que el cuerpo aumenta el nivel de rodopsina en la retina, que hace que aumente la sensibilidad del ojo. Se ha observado que la sensibilidad puede llegar a ser 600 veces superior en un ambiente con poca luz. Por tanto, traduciendo a valores ISO diremos que el ojo humano tiene un rango de sensibilidades entre ISO 100 y ISO 60.000

Velocidad de obturación

La velocidad de obturación, o tiempo de exposición del ojo humano parece que se ha consensuado alrededor de la centésima de segundo (1/100s en notación fotográfica). A pesar que el ojo produce visión continua y no fotografías, esa centésima de segundo es lo que se considera necesario para generar un "fotograma" y enviárselo a nuestro cerebro.


Sensor

Me ha resultado muy curioso ver las características y el funcionamiento de nuestro sensor, la retina. Si hiciéramos la comparación con una cámara hablaríamos de un sensor del doble de tamaño de un full frame, o sensor de 35mm, y además con una resolución de varios cientos de Megapixeles. Hoy en día las cámaras DSLR alcanzan los 24 o incluso 32 Megapixeles. Por lo tanto, el sensor de nuestro ojo tiene unas prestaciones increíbles.
Lo curioso es que nuestro cerebro utilice o procese una pequeña cantidad de lo que la retina captura. Es como si captáramos una imagen con mucha resolución en nuestra cámara, para acabar generando una imagen de baja calidad. Quizá nuestro cerebro está en lo cierto y trata de optimizar al máximo los recursos no? tampoco es necesario obtener imágenes tan perfectas para asegurar la supervivencia de la especie....

Conclusión

Disponemos de una cámara de altas prestaciones en nuestro ojo. En concreto se trata de un 22-24mm con aperturas f2,55-f7,66 y con ISO 100-60.000. Tiene una velocidad de obturación de 1/100 y un sensor fenomenal, aunque en el procesado de nuestro cerebro usamos una pequeña cantidad de lo que nuestro ojo captura.

Creo que me voy a empezar a aficionar a disparar a "rango humano". Me acabo de inventar el término pero que tal si lo situamos en los 24mm, ISO 100, f5.6, 1/125s ?



1 comentario:

  1. Es interesante ver que supuestamente tenemos una distancia focal de 22 a 24mm pero un lente de 50mm es el que toma fotografías más "reales" en términos de distorsión. Una foto tomada con un 24mm tiene una perspectiva irreal.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!